2022-05-26

Muerte de Yvan Colonna: comunicado.

El sistema burocrático que utiliza la administración francesa, basado en la infantilización y la asimilación, no busca otra cosa que la destrucción de la persona y, en el caso del militante político, doblegar su voluntad.

Ante la muerte del militante independentista corso Yvan Colonna, Tinko quiere hacer llegar sus condolencias a sus familiares, allegados y todos y todas sus compañeras de lucha. Yvan llevaba 19 años preso y el Estado Francés lo había condenado a cadena perpetua.

Junto a esto, queremos mostrar nuestro apoyo a todas las personas que han salido a luchar a las calles de Córcega durante las últimas tres semanas con el objetivo de señalar a los responsables de esta muerte, así como expresarles nuestra solidaridad ante la represión que han padecido.

El Estado Francés, siempre dulce en sus palabras, siempre violento y cruel en sus acciones. Ha sometido por la fuerza a tantos y tantos pueblos a lo largo de todo el mundo, incluidas Córcega y Euskal Herria. Ha participado en todas las guerras imperialistas durante las últimas décadas, ha bombardeado poblaciones, ha vendido armas, ha probado armas nucleares y, cuando ha considerado que eran conflictos internos, ha utilizado la tortura y el asesinato (Argelia), o los ha facilitado cuando los ha considerado conflictos externos (la guerra sucia de España, o los asesinatos de Kurdos en Francia durante los últimos años).

En lo que se refiere a la situación de las cárceles, el Estado Francés aparece en los primeros puestos de Europa en cuanto a superpoblación, y en el primer puesto en la tasa de suicidio (12,6 suicidios por cada 10.000 presos). Esto muestra claramente que el sistema burocrático que utiliza la administración francesa, basado en la infantilización y la asimilación, no busca otra cosa que la destrucción de la persona y, en el caso del militante político, doblegar su voluntad. Eso sí, presentándose a sí misma como garante de la libertad.

Para terminar, Tinko quiere reivindicar el derecho de autodeterminación para los pueblos oprimidos, así como la necesidad de la independencia política de sus trabajadores. Desde Donbass hasta Palestina, desde Córcega hasta Euskal Herria. Solo por medio de la lucha conseguiremos nuestros derechos. ¡Adiós y honor, Yvan Colonna! Libertá per Corsica!